Wallets y claves, diferentes formas de guardar tus criptomonedas

Si estás comenzando en el mundo de las criptomonedas probablemente querrás realizar tu primera compra o bien ya la has hecho. En este caso es verás la que la manera de guardar el dinero virtual tiene ciertas diferencia con el mundo real.

Cómo guardar las criptomonedas

Gracias a blokchain, tienes tres posibles formas de almacenar tus compras:

Comprar criptomonedas en un exchange y dejarlas allí

En primer lugar lo que probablemente harás es abrirte una cuenta y comprar tus primeras criptomonedas en un exchange como podría ser Binance. Imagínate que compras 1 Bitcoin en Binance y lo dejas allí. Eso sería lo más parecido en el mundo real a tener el dinero en un banco. Pero tendrás que tener en cuenta que en el caso de que Binance sea hackeada es probable que tu Bitcoin sea robado. Lo peor será que no podrás hacer nada por evitarlo y no podrás recuperarlo a no ser que la buena fe del exchange se comprometa a devolverte tu dinero.

Comprar criptomonedas y llevártelas a una wallet o billetera “software”

Esa sería la segunda opción, un poco más “pro”. Una vez has comprado tu Bitcoin en Binance lo ideal sería enviarte dicho Bitcoin a tu wallet personal. Esta wallet realmente es como una cartera a la que sólamente tú puedes acceder con tu clave privada. Estas wallets te ofrecen una clave pública, que es la la dirección de esa criptomoneda en ese wallet y a donde tienes que recibir los fondos y tiene un formato parecido a esto 15UrFT8Resv4RcTwMNgrSAssvC73Mtj9o. Esa podría ser tu dirección de Bitcoin en esa wallet. Cuando quieres enviar el Bitcoin comprado en Binance, por ejemplo, a tu wallet tienes que enviarlo a esa dirección (de Bitcoin a Bitcoin o de una misma criptomoneda a otra misma criptomoneda).

La clave privada puedes ser de un formato similar a la pública pero más larga en algunas wallets y/o una serie de palabras seguidas (que es una forma gráfica de ver esta clave) que deberás guardar en un sitio totalmente privado y seguro porque son tu llave para recuperar tu wallet en un futuro en caso de que haya algún problema.

Además, depende de qué wallet utilices, el funcionamiento puede variar. Así como por ejemplo, en Myetherwallet deberás introducir esta clave privada (que podrás introducir de diversas maneras) en una wallet de ordenador como Exodus no la necesitas para acceder. Con Exodus tienes una contraseña para abrir la wallet (que sería como la contraseña de la banca online habitual) y, a partir de allí ya puedes operar. Pero aún así en Exodus tienes la opción de exportar la clave privada de cada moneda que allí almacenes.

Exodus Demo : Blockchain Asset Portfolio from Exodus : Your Blockchain Wallet on Vimeo.

Comprar criptomonedas y llevártelas a una wallet o billetera “hardware”

Esta tercera opción sería quizás la más segura. Existen dispositivos hardware que son capaces de hacer las funciones de una billetera. Funciona con la misma lógica que las billeteras de software (clave pública, privada, etc..) pero tiene la ventaja que las puedes conectar a Internet cuando quieras, por lo que siempre están menos expuestas que una wallet de software en tu propio ordenador conectada a Internet. Además, para validar cualquier movimiento de monedas requieren de una aprobación expresa en el propio hardware, por lo que las convierten en las wallets más seguras.

De todas maneras se habla mucho de la seguridad en el mundo cripto pero siempre tengo la misma sensación que el mundo convencional es extremadamente más inseguro: una tarjeta bancaria con la numeración en la portada y un CCV en su parte trasera sólo posee como seguridad un código personal de 4 cifras con el que es suficiente para realizar muchas operaciones…

 

Mientras tanto suscríbete a nuestro newsletter y nuestro Twitter, Instagram, Facebook y YouTube para recibir los contenidos.


 

Califica este artículo si te ha gustado
[Total: 1 Media: 5]

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.